Cancun Oncology Center at Hospital GaleniaCancun Oncology Center at Hospital Galenia

by Desarrollo 4

Después de un examen físico, así como de una revisión de tu historial clínico y de los resultados de diferentes pruebas, el médico radio-oncólogo localizará con exactitud el área a ser tratada. Esto se lleva a cabo unos días antes de comenzar el tratamiento en un proceso llamado Simulación.

Durante el proceso se te pedirá que te recuestes de determinada manera y permanezcas sin moverte sobre una mesa, mientras los técnicos de rayos X y radioterapeutas acomodan y alinean tu cuerpo para tomar una serie de imágenes en una maquina especial de rayos X (CT o MR). Será de suma importancia que trates de permanecer relajado, ya que cualquier movimiento durante la toma de imágenes puede afectar a la localización del área de tratamiento. Te recomendamos llevar ropa holgada, en caso de que sea necesario retirarla o moverla un poco.

Es comprensible que estés nervioso ya que probablemente te encuentres con aparatos grandes que intimiden un poco. No te preocupes, debes saber que tanto este proceso de simulación como el de tratamiento no producen ningún dolor durante su aplicación. Dependiendo de tu padecimiento y de la forma de acomodarte, es posible que tengas que permanecer en una posición un poco incomoda y después de unos minutos tengas dolor. Si consideras que es una posición demasiado molesta para aguantar varios minutos (alrededor de 10-15 min) coméntaselo al equipo para buscar la manera de aminorar el efecto, ya que esta posición será en la que estarás durante todas las sesiones de tu tratamiento.

Al final de la toma de imágenes será necesario poner marcas en tu cuerpo, cercanas a la región de tratamiento. En ocasiones las marcas serán en algún accesorio de fijación utilizado y en otras serán sobre tu piel (tatuajes). Estos tatuajes servirán para alinear tu cuerpo en la mesa de tratamiento y poder ubicar con exactitud la zona a tratar. Poner estas marcas si puede causar una pequeña molestia, aunque es muy rápido y solamente se hace una vez. Cuando salgas de la simulación el médico te dará instrucciones para el primer día de tratamiento.

De acuerdo con la información de la simulación, de otras pruebas y de tu diagnóstico clínico, el médico decidirá cuánta radiación es necesaria, cómo se administrará y cuántas sesiones de tratamiento debes recibir.

El tratamiento de radioterapia con acelerador lineal es muy parecido a sacarse una radiografía común. Éste en sí, no causa dolor y toma solamente unos minutos, pero cada sesión puede durar de 15 a 30 minutos debido al tiempo que toma preparar el equipo y colocarte en la posición correcta. Es aconsejable que vistas ropa holgada que se pueda quitar y poner fácilmente en caso de necesitarlo. Mientras no se te indique lo contrario puedes llevar unas calcetas, ya que los cuartos de tratamiento son muy fríos debido a las especificaciones de las maquinas dentro.

Radiología en Cancún

Tan pronto como te coloquemos en la posición correcta,  entraré en un cuarto adyacente para operar la máquina y te observaré en una pantalla de televisión. La habitación está recubierta o protegida contra la radiación para que las personas involucradas en tu tratamiento no quedemos expuestos a ella. Podrás comunicarte a través de un intercomunicador, por el cual escuchamos cualquier ruido o alerta. Se te pedirá que permanezcas inmóvil durante el tratamiento. No tienes que aguantar la respiración, simplemente respira con normalidad y mantente relajado.

La máquina que se utiliza para administrar la radioterapia emite chasquidos y zumbidos, y algunas veces puede sonar como una aspiradora mientras se mueve para dirigir la radiación desde distintos ángulos. Nosotros controlamos el movimiento y verificamos que la máquina esté funcionando adecuadamente. No sentirás nada durante la sesión, ya que los efectos se van produciendo poco a poco al pasar los días. Si tienes alguna inquietud sobre algo de lo que sucede en la sala de tratamiento, pídenos que te expliquemos. Si te sientes mal o algo te incomoda durante la sesión, infórmanos inmediatamente. Es posible interrumpir la ejecución de la máquina en cualquier momento.

Recuerda asistir a todas tus consultas durante y después del tratamiento. Sigue las indicaciones de tu médico radio-oncólogo y procura alimentarte correctamente. Mantener una actitud positiva y cuidarte físicamente te permitirán aprovechar al máximo tu tratamiento. ¡Mucho éxito!

--
ING. JOEL TUN GUERRERO

FÍSICA MÉDICA

desarrollo
About desarrollo
Antes de iniciar tu radioterapia